Cargando ...
exposición principal
exposición principal

Uandántzkua

Historias en barro

galerías 4 y 4


2020
‌ 

La comunidad purépecha de San Pedro Ocumicho, Michoacán, tiene una importante tradición alfarera, cuyo origen se sitúa en los años posteriores a la Revolución Mexicana. Los primeros trabajos (realizados principalmente por maestras artesanas) fueron muñecas, silbatos y alcancías, hechos con moldes. A la elaboración de juguetería en barro policromado, se sumó hacia los años sesenta del siglo XX, la manufactura de los emblemáticos diablos de Ocumicho. Su creación se atribuye a Marcelino Vicente Mulato, un joven artesano a quien, según las historias locales, el Diablo se le apareció y le pidió que lo representara. Dicha innovación iconográfica fue adoptada por la comunidad hasta convertirse en una tradición artesanal en la que el Diablo protagoniza las escenas o aparece como elemento secundario en la composición.   


Una década después, en el vasto imaginario desarrollado por las artesanas, también aparecieron las sirenas. Según los uandántzkua o relatos tradicionales purépechas, estas criaturas marinas habitan en las afueras del pueblo y también se relacionan con la maldad o la transgresión de las normas comunitarias. La presente exposición compuesta por diablos y sirenas, representa una pequeña muestra del “arte fantástico”, la imaginación, la creatividad y el estilo local de la alfarería de Ocumicho.  

Galería de Arte Uandántzkua. Historias en barro

Regístrate en mi museo

Crea colecciones de tus obras favoritas

¿Ya tienes cuenta? Iniciar sesión